Community » Durante y después de los apagones eléctricos

Durante y después de los apagones eléctricos

 
Es importante seguir estos consejos básicos proporcionados por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA) para evitar la contaminación de los alimentos durante los cortes de energía. Los siguientes son algunos consejos que se describen en el sitio web de la FDA.
 

Si falla la energía eléctrica...

Siga estos consejos básicos para preservar los alimentos:
  1. Mantenga cerradas las puertas del refrigerador y del congelador siempre que sea posible para no perder el frío.
    • El refrigerador mantendrá los alimentos fríos durante aproximadamente 4 horas si está cerrado.
    • Un congelador lleno mantendrá la temperatura durante aproximadamente 48 horas (24 horas si está     medio lleno) si la puerta permanece cerrada.
  2. Compre hielo seco o en bloque para mantener el refrigerador tan frío como sea posible si la electricidad fallase por un período de tiempo prolongado. Cincuenta libras de hielo seco deberían de mantener el frío de un congelador de 18 pies cúbicos lleno durante dos días.

  3. Si planea consumir huevos, carne, aves o pescados congelados o refrigerados mientras aún se conservan a temperaturas seguras, es importante que cada producto esté bien cocinado a una temperatura mínima interna segura para garantizar la eliminación de cualquier bacteria que pueda estar presente. Sin embargo, si en algún momento un alimento permanece a más de 40º F durante 2 o más horas (o 1 hora si la temperatura supera los 90 º F), deséchelo.

Una vez se restablece el suministro eléctrico...

Determine si sus alimentos son seguros:
  1. Si puso un termómetro para electrodomésticos en el congelador, compruebe la temperatura cuando se restablezca la electricidad. Si el termómetro del congelador marca 40° F o menos, los alimentos son seguros y se pueden volver a congelar.

  2. Si no puso un termómetro en el congelador, revise cada paquete de comida para determinar su estado. No confíe en la apariencia o el olor; si el alimento aún contiene cristales de hielo o si está a 40° F o menos, puede cocinarlo o volver a congelarlo con seguridad.

  3. Si la electricidad no se fue por más de 4 horas, los alimentos refrigerados deben ser seguros siempre y cuando las puertas se hayan mantenido cerradas. Cuando vuelva la electricidad, verifique la temperatura en el refrigerador o la de los alimentos. Deseche cualquier alimento perecedero (como carne, pollo, mariscos, leche, huevos o sobras de comida) que haya estado a la temperatura del refrigerador por encima de 40°F durante 4 horas o más. Los alimentos perecederos con temperaturas de 45°F o menos (medida con un termómetro para alimentos) deben ser seguros, pero se deben cocinar y consumir lo antes posible.
El consumo de alimentos perecederos —como la carne, aves, pescados y mariscos, la leche y los huevos— que no se mantienen adecuadamente refrigerados o congelados puede causar enfermedades, incluso si están bien cocinados.